• 25 septiembre, 2020

La final de la Copa Libertadores se jugará en Lima en lugar de Santiago

La conflictividad social en Chile motivó el cambio de sede para el partido entre River y Flamengo.

El equipo argentino pretendía jugar en Uruguay, pero el estado del campo de juego tornaba esa opción como inviable. El brasileño, por su parte, quería jugar en Asunción, pero River objetó esta elección por las altas temperaturas. Después de 4 horas de deliberación, la Conmebol llegó a una solución: la final de la Copa Libertadores se jugará en Lima.

El encuentro se disputará en la fecha estipulada, el sábado 23 de noviembre. Lo que cambiará es la sede. En agosto del año pasado se había estipulado que fuera Santiago la ciudad que recibiera al evento. Pero los eventos sociales que sacuden al país trasandino obligaron a esta medida.

Después de 59 ediciones con finales a ida y vuelta, desde 1960 hasta 2018, la Conmebol anunció el año pasado que a partir de 2019 el torneo pasaba a resolverse a partido único. Este cambio intentó imitar el reglamento de la Champions. Y empieza con el pie izquierdo.

Leer anterior

Alberto Fernández opinó sobre el informe económico del gobierno: “Paren con la mentira”

Leer siguiente

Habló el jugador baleado: “Tengo miedo de no ver más a mi hijo”

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *