• 1 diciembre, 2020

Tras 9 horas de motín, la calma parece volver a Devoto

Desde el Servicio Penitenciario Federal anunciaron el fin de la toma impulsada por los presos para reclamar mejores condiciones de vida ante la pandemia de coronavirus.

El motín en el penal de Devoto cesaba con el inicio de una mesa de diálogo conformada con las autoridades de diversas áreas del Gobierno nacional y los delegados de los privados de la libertad de cada uno de los pabellones que mantuvieron un cónclave en la capilla de la unidad penitenciaria.

Los presos tomaron el módulo 1 para reclamar prisiones domiciliarias y excarcelaciones ante el Covid-19.

Representantes del Poder Judicial, de la Procuración Penitenciaria, y del Servicio Penitencio Federal (SPF), dialogaban en el penal de Devoto con los presos que se amotinaron para reclamar prisiones domiciliarias o excarcelaciones, tras enterarse que un agente penitenciario dio positivo de coronavirus Covid-19.

Desde fuera del penal se escuchan detonaciones de armas de fuego y se ve salir un espeso humo, producto de que los reclusos prendieron fuego colchones dentro de la unidad penitenciaria.

En la zona de los techos, los reclusos colgaron una bandera grande, con el siguiente mensaje: “Nos negamos a morir en la cárcel”.

Hay casos confirmados de coronavirus, varios sospechosos y no recibimos ningún tipo de insumos de protección, no queremos morir en la cárcel”, fue el mensaje de los reclusos.


Alrededor de las 9:20 de este viernes un grupo de presos, cerca de 40, de la Unidad 1 del penal de Devoto tomó el control del sector y comenzaron a subir a los techos, tirando piedras y palos hacia la calle.


Leer anterior

Coronavirus: en Santa Fe, a un bebé le pusieron “Covid” de segundo nombre

Leer siguiente

Viaje a Benito Juárez, el pueblo sin contagios que flexibilizó la cuarentena

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *