• 24 noviembre, 2020

El descuido del paciente cero: fallas en los protocolos disparan los casos en la Villa 31

Vecinos y organizaciones sociales denuncian que no aislaron en forma correcta a quienes estuvieron con los primeros infectados. En el barrio ya hay 57 personas con coronavirus.

Hasta el lunes, eran dos las personas confirmadas con coronavirus en la Villa 31 del barrio porteño de Retiro. Una de ellas, la segunda, trabaja en uno de los tantos comedores comunitarios que explotan en el barrio. Y estuvo en contacto estrecho con al menos 12 personas: con dos de ellas tomó mate y con las restantes diez cocinaron para aquellos que tienen cada vez menos.

Los casos en el Barrio 31 se multiplican.

Liz es compañera de militancia de la paciente cero, y es una de las personas que estuvo cocinando junto a ella. Pide que no brindemos datos personales de la segunda mujer confirmada. Asegura que le quisieron prender fuego la casa cuando se confirmó el diagnóstico y que eso generó mucho miedo entre los habitantes del barrio. Y, se sabe, el miedo provoca silencio. Y el silencio puede ser mortal.

Ella vive junto a sus cuatro hijas en una habitación alquilada en el barrio, y dice que -si no fuera por el FOL, la organización en la que milita y trabaja- no estaría aislada y ni siquiera tendría para comer. Manuel Alonso, de la misma organización, señala graves fallas en los protocolos destinados a los barrios populares, ya que el Ministerio de Salud no aísla a los casos sospechosos en forma preventiva. Apenas un llamado y una recomendación: si hay síntomas llamar al 107.

Vecinos y referentes sociales denuncian fallas en protocolos de salud.

No se pueden pasar por alto las particularidades de un barrio con tantas carencias. Un ejemplo: están sin agua desde hace 5 días. Eso sin contar que muchas personas dependen de los comedores para llevar el plato de comida a la casa. Liz reconoce que recibió un llamado de parte del ministerio y no mucho más: ni comida ni medicamentos ni asistencia. Nada.

“En un barrio formal salís a la verdulería y te cruzás con 5 personas, acá te cruzás con 200”, apunta Alonso. Miriam, quien atiende el Comedor de Pie refuerza: “No tenemos preocupación pero sí tenemos miedo. Acá hay problemas habitacionales graves”.

El lunes por la mañana había dos casos confirmados; por la tarde se sumaron 11, y la semana termina con un total de 57 casos positivos de coronavirus en la Villa 31. Manuel Alonso había advertido: “Si dependiera del Ministerio de Salud habría muchos más confirmados”. Y todo parece indicar que es solo el comienzo.

Leer anterior

Sebastián Villa: su ex ratificó denuncia y pidió que no salga del país

Leer siguiente

El aislamiento social y obligatorio se mantendrá hasta el 26 de mayo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *