• 3 diciembre, 2020

La gran Willy

La plataforma Netflix acaba de estrenar el documental con el monumental trabajo del periodista y biógrafo Eduardo Puppo que repasa la vida y la lucha del mejor tenista argentino de la historia.

Se acaba de estrenar en Netflix: “Vilas, serás lo que debas ser o no serás nada”. Totalmente lacrimógena. El que escribe, lo mas cerca que pasó de una cancha de tenis fue cuando se hizo una bicicleteada a metros del Buenos Aires Lawn Tennis. Pero terminé llorando como un chico.

Me senté frente a la TV esperando una biografía audiovisual de Guillermo Vilas al estilo de las producciones de Netflix. Quiero decir, con mucha producción y recursos. Encontré lo que fui a buscar. Pero me quedé corto. Se trata de la historia de la lucha del tenista argentino para que la Asociacion de Tenis Profesional (ATP) lo reconozca como el número uno del mundo durante dos años en la década del setenta cuando Willy peleaba entre reveses y voleas contra figuras de la talla del sueco Bjon Börg o Jimmy Connors. Pero en su lucha se encuentra con un periodista obsesionado porque se reconozca la verdad. Eduardo Puppo tiene pasado en la gráfica, en la radio y actualmente es columnista de CNN en español.

La lucha y la búsqueda de Puppo se vuelve el objetivo principal de la película. Paralelamente van pasando las imágenes, muchas inéditas, de la trayectoria de Vilas. Desde sus comienzos en Mar del Plata, hasta las conquistas en los Grand Slams.

El objetivo común entre el tenista y el periodista los van llevando por distintos rincones del mundo en búsqueda de partidos olvidados, torneos no registrados y solidaridades de profesionales de la actualidad. Emociona el reconocimiento de Rafa Nadal, Roger Federer, Mats Wilander, o Borg.

Alguna vez tuve la oportunidad de visitar el Museo Vilas en La Feliz. Su perseverancia ya se demostraba desde pequeño en los cuadernos escolares. La película refuerza ese perfil. Vilas grababa en cassettes de audio todo lo que le pasaba en los torneos. Esas cintas se dan a conocer ahora.

La película es obligatoria para todos los amantes del tenis y del deporte. Y una historia que todavia no se cierra: Vilas Número Uno del Mundo.

Leer anterior

El nuevo tema y videoclip de “Divididos”

Leer siguiente

Guernica: los fiscales se tomaron una selfie antes de reprimir

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *