Por Libertadores ganaron River y Defensa; por Sudamericana Independiente y Central

En otra jornada cargada de fútbol repasamos los partidos que se jugaron. Lluvia de goles y emoción.

Noche de Copa Libertadores. El trámite se complicó más de lo previsto para River, que recibió a Junior de Barranquilla, un equipo que sorprendió por juego y velocidad. En el PT, el árbitro no vio un claro penal de David Martínez, quien minutos más tarde abriría el marcador para los de Núñez. Julián Álvarez amplió el marcador y Miguel Borja descontó para los colombianos a los 94 minutos de juego.

Defensa y Justicia se floreó ante Universitario de Perú. El equipo de Becaccecce ganó con claridad por 3 a 0 con doblete de Walter Bou (el primero una perla de taco) y un tanto de Francisco Pizzini. El flamante campeón de la Recopa tiene 4 puntos en la Copa Libertadores y muestra un envidiable buen juego.

También hubo acción por Copa Sudamericana. Con el regreso de Julio Falcioni al banco de suplentes después de tener Covid, Independiente recibió a Montevideo City Torque. Cuestionado por su planteo con 5 defensores, el partido arrancó cuesta arriba para el Rojo. Gustavo Del Prete abrió el partido para el equipo uruguayo. Silvio Romero empató después de un buen desborde de Andrés Roa; Jonathan Herrera amplió su racha después de una carambola y el tercero fue un gol en contra de Arismendi. Fue 3 a 1 para los diablos, que tienen puntaje perfecto.

En duelo de equipos argentinos y necesitados (ambos perdieron en su debut copero), Rosario Central recibió a San Lorenzo en el Gigante de Arroyito. El Cuervo puso un equipo conformado mayoritariamente por suplentes y realmente fue otro pésimo partido para los de Dabove. Después de una desinteligencia defensiva en pelota parada, Facundo Almada abrió el partido para los del Killy González, que pudieron haber marcado 3 o 4 goles más en ese primer tiempo. En el segundo ingresaron habituales titulares pero el destino estaba sellado: Lucas Gamba hizo un gol a falta de diez minutos. Fue 2 a 0, y San Lorenzo queda otra vez sumido en sus propios fantasmas.

Read Previous

Frenan el impuesto a las tarjetas de crédito que cobraba la Ciudad

Read Next

Después de anunciar su enfermedad, muestras de apoyo y solidaridad para Esteban Bullrich

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.